Menú Cerrar

Dejar ir para avanzar

Estamos en un momento de cambios y transformaciones profundas en las que los sueños, incluso de hace mucho tiempo, se hacen realidad.

¿En que punto te encuentras tu? ¿Estás avanzando con apertura y motivación? ¿Logras manifestar tu deseos?

Para poder avanzar con energía y ligereza antes hay que dejar ir todo lo que sientes que ya no forma parte de ti. Lo que no te permite estar en paz o impide que sigas la guía de tu corazón. Viejas creencias y estructuras rígidas acompañadas de apegos, dolor y sufrimiento que ahora, si tu lo decides, ya no tienen cabida en esta nueva etapa.

En mi propia experiencia en la época de la adolescencia, yo que siempre he sido inquieta y con motivación para aprender, tuve que quedarme en casa durante años sin poder estudiar ni elegir hacer otra cosa, eso me marcó muchísmo y no fue fácil aceptarlo y tener que transformar tantas creencias antiguas de desvalorización. Pero se podría decir que fue como un “Master” en el que, gracias a mi sensibilidad y conciencia, aprendí a sumergirme en el inconsciente para encontrarme frente a frente con los miedos haciéndome más fuerte y empezar a sacarlos a la consciencia para poder transformarlos.

Aprendí que no hay experiencia buena ni mala, solo son experiencias. Algunas son más fáciles y agradables y otras son muy duras, pero siempre serán las adecuadas al momento en el que estamos. Y lo más importante es saber que, si está en tu camino, es poque tienes la energía para superarlo.

En mis comienzos con las técnicas holísticas, hace ya unos 20 años, durante un taller de kinesiología en medio de una sesión rompí a llorar y el profesor me preguntó que si quería beber un vaso de agua. Yo temblorosa le dije que no podría coger el vaso para tomármela. Y el añadió que no me estaba preguntando si podía hacerlo, sino que si quería beber un vaso de agua. Entonces comprendí lo que me preguntaba y en ese momento sentí la garganta seca y me di cuenta que SI quería beberme ese vaso de agua y que me daba igual si temblaba. Aquello tan simple y aparentemente insignificante fue el detonante de un gran cambio en mi vida. Me preguntaba que SI QUERÍA no que si podía…. ¿Sería posibe que de pronto me diera cuenta que llevaba toda mi vida sin preguntarme a mi misma cada vez que hacía algo que si realmente quería hacerlo? ¿Cómo es que hasta ese momento no había aprendido que yo tenía el poder de elegir sentir lo que quería? Y pude observar que desde mi época de adolescencia, en la que la situación de “no elección” me sacó de mi centro, casi todo lo que había hecho fue porque creía que debía de hacerlo o me dejaba llevar por las pautas o modas del entorno.

Son tantas las variables que influyen en nuestras decisiones cuando no estamos presentes en nuestro sentir. Las creencias aprendidas o heredadas ya no tienen poder en el ahora, salvo que tú se lo concedas. Es tiempo de permitirnos ser libres para dar los pasos que decidamos sin importar si se podrá o no, solo estando en el camino podemos saber si podemos seguirlo.

En el centro de tu ser tienes la respuesta, sabes quién eres y sabes qué quieres.

LAO TSE

¿Qué siento ? Contestarte a esa pregunta cada día será tu mayor guía para poder avanzar con la certeza de que es tu propia elección consciente.

Cuando sigues la guía de tu sentir de corazón, la respuesta siempre será la acertada para ti. No importa lo que los demás opinen. Ten el valor de avanzar a través de las opiniones de otras personas. Algunos te apoyarán y otros no. Confía en ti y en los que te muestran su amor incondicional.

Ten presente que a la única persona que debes escuchar y seguir incondicionalmente es a ti mism@. Esa es la única manera de que luego puedas dar amor sincero a los demás, si no lo haces así siempre estarás buscando algo en las otras personas aunque no te des cuenta.

Porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso se desvanece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón.
STEVE JOBS

 

Da los pasos necesarios hacia tus metas sin excusas. Si ahora crees que no tienes la forma de poder hacerlo, pon la intención de que lo vas a hacer pronto y encuentra pequeñas estrategias que te ayuden a conseguirlo. Siempre existe la manera de colocarte en tu centro y empezar a dar pequeños pasitos fluyendo con tus deseos.

¡Confía en ti! ¡En la guía de tu corazón!

Compártelo con tus amig@s

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies