Menú Cerrar

Sombra y Luz. Aceptar la dualidad.

Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz,

sino haciendo consciente su oscuridad.

CARL GUSTAV JUNG

Sombra y Luz.

Guerra y Paz.

Una misma energía en diferente frecuencia vibratoria.

La Ley de la Polaridad afirma que todo es dual en el universo:

Todo es dual. Todo tiene dos polos, su par de opuestos.
Los semejantes y desemejantes son los mismos. Los opuestos son idénticos en naturaleza y difieren sólo en grado. Los extremos se tocan. Todas las verdades, son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.

EL KYBALIÓN

Solo cuando experimentas la sombra puedes reconocerla y vislumbrar la luz.

De igual manera, solo cuando experimentas la guerra o la lucha puedes llegar a sentir y comprender lo que significa estar en paz.

Que maravilloso poder estar todo el tiempo en un estado de paz profunda, viviendo con alegría cualquier experiencia de vida.

Poder observar cualquier situación sin reaccionar ante ella.

Tan solo estar presente y fluir…

La respiración consciente, la meditación y la práctica de la presencia va dando, poco a poco, esa capacidad de observación y atención plena.

Pero no pasa nada si todavía reaccionas a ciertas situaciones perdiendo tu paz. Tod@s estamos en el proceso de aprendizaje.

El re-accionar forma parte de un reflejo inconsciente que proviene del ego o personalidad.

Los reflejos inconscientes surgen de memorias guardadas, energía que ha sido reprimida, por vivencias propias o recibidas a través de nuestro transgeneracional.

Esta energía reprimida contiene una creencia. Un pensamiento, emoción, palabra o acción que no se expresó por miedo a algo o a alguien.

Cuando surge este reflejo inconsciente en el presente es para poder hacerse consciente y liberarse. Para que esa “sombra” se pueda iluminar.

El primer paso está en aceptar la dualidad, para poder integrarla, expandiendo así la conciencia y la forma de experimentarla.

Cuando yo no acepto mi sombra, es decir, esas partes de mi con miedo y limitaciones, lucho contra ello y creo un conflicto.  

Y al hacerlo me estoy sometiendo al miedo.

Cuando acepto mi sombra.

Puedo observar que es una parte de mi propia energía.

Entonces dejo la lucha y el conflicto.

Me abro a reconocerla y amarla.

Y desde aquí ya no reacciono desde una emoción de miedo, sino que me acciono según las circunstancias, desde un estado de observación y consciencia.

Si aún no has empezado a practicarlo, te animo a hacerlo.

¿Te cuento un secreto? Si no lo haces tú, nadie lo va a hacer por ti.

Y al final por mucho que te resistas y luches, si algo está por suceder, como la energía siempre está en continuo movimiento, acabará sucediendo. La diferencia está en que, si es una elección tuya, será más agradable que cuando lo evitas. Porque al evitarlo ejerces presión y haces que se accione con más dureza.

Entonces mejor hacerlo desde la elección consciente, asumiendo tu responsabilidad e intentar disfrutar del proceso tomando el mando de tu vida.

Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de la vida fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido.

Lo que niegas te somete; lo que aceptas te transforma .

CARL GUSTAV JUNG

Desde el comienzo del universo, cuando el SER empezó a dividirse, surge la energía masculina y femenina. Una que acciona, da y es lógica. Y otra que recibe, contiene y es creativa.

Tod@s tenemos la finalidad de volver a equilibrar estas dos energías esenciales dentro de cada un@ de nosotr@s.

La dualidad forma parte de este mismo principio y aceptarla nos hace conscientes de que es absurdo tener miedo o luchar contra nosotr@s mism@s ante una parte nuestra que nos está comunicando que necesita ser escuchada y transformada.

Cada día amanece con los rayos del sol iluminándonos para, al caer la tarde, dejar paso a la oscuridad e ir hacia adentro a descansar.

El funcionamiento del universo, la naturaleza y la vida son perfectos tal y como son. Al aceptarlo podemos reconocer y fluir con esa energía dual también en nuestro interior.

Siente por ti mism@ y si te resuena el mensaje, este es un buen momento para profundizar haciendo consciente tu sombra y así poder aceptarla, abrazarla e iluminarla.

Compártelo con tus amig@s

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies